Las empresas españolas tienen el deber de prevenir, detectar y corregir los posibles delitos que puedan producirse en el seno de su organización.

A parte de esa exigencia legal, las ventajas de la implantación de un Programa Compliance son indiscutibles. Sin ánimo de ser exhaustivos podemos mencionar entre ellas:

  • Evita que la sociedad sea condenada penalmente. Protege a la compañía de las consecuencias penales de un comportamiento delictivo por parte de sus directivos o empleados El Código Penal que la sociedad quedaría exenta de responsabilidad o vería ésta atenuada como consecuencia de la implementación de estos modelos de gestión adaptados a las características de la empresa.
  • Mejoras internas de control. Gracias a la implantación de un Programa Compliance conoceremos las situaciones de riesgo, en muchas ocasiones perfectamente evitables, a las que está sometida nuestra organización . Una implementación adaptada a la compañía, evaluará los riesgos existentes en cada departamento y cada rama de actividad y tomará las medidas adecuadas para conjurar los mismo  o minimizarlos de no ser posible su total eliminación.
  • Efecto disuasorio. El compromiso con el cumplimiento y una gestión que lleva a cabo un exhaustivo control del riesgo a lo que se suma la existencia conocida por los trabajadores de canales de denuncias internos y procedimientos específicos de investigación de las denuncias, supone un freno indudable a la  hora de plantearse la comisión de algún ilícito.
  • La rentabilidad y la mejora de la imagen reforzadas. En un mercado extraordinariamente competitivo, nuestro compromiso con un funcionamiento ético y normativo es un plus de confianza que sin duda inclinará la balanza a nuestro favor cuando nuestros clientes busquen un proveedor fiable. Una empresa que genera confianza en el consumidor, proveedores y la sociedad en general , una empresa con buena imagen corporativa, es una empresa que triunfa porque el mercado necesita y busca relaciones de confianza.
  • Acceso al mercado internacional. En numerosos mercados y especialmente en el anglosajón, no es posible operar si no se acredita el compromiso de la compañía con el cumplimiento normativo. Si esto es especialmente exigible para operar con EEUU, Reino Unido o Canadá, en mercados de Latinoamérica como el brasileño, la existencia de tales programas ofrecen un plus de posicionamiento y son tenidos en alta consideración.
  • Facilidades para contratar con el sector público. Podría servir para hacernos una idea de la importancia que se le otorga a los programas de Compliance a efectos de contratar con el sector público un dato; en el Proyecto de Ley de Contratos con el Sector Público, a punto de entrar en vigor, el hecho de que las licitadoras cuente con un programa de Compliance deja sin efecto la prohibición de contratar a las empresas que hayan sido condenadas por sentencia firme o aquellas que cuenten con administradores de hecho o derecho que hayan sido condenados.

En todo caso y tras la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, la Administración premia cuando no exige, que aquellas empresas que opten a concursos públicos acrediten el cumplimiento normativo en su seno.

  • Mayores facilidades para conseguir financiación y contratación de seguros de responsabilidad civil más económicos.

EN ÉTHICA, CONSULTORÍA PENAL ESTAMOS PARA ACOMPAÑARTE EN ESTE PROCESO DE HACER DE TU EMPRESA UNA MÁS SEGURA Y MEJORAR SU IMAGEN Y RENTABILIDAD.